domingo, 24 de octubre de 2010

LOS TRES PRINCIPIOS DE LA DACTILOSCOPIA

PERENNIDAD: Por encontrarse desde los seis meses de vida intrauterina hasta la putrefacción.

INMUTABILIDAD: Porque no cambian. Si se toma la impresión de todos los dedos de ambas manos de un niño y si volvemos a tomarla en su vejez, observaremos que los dibujos dactilares participan del crecimiento general del individuo pero sin variar en sus características que los individualizan.

DIVERSIDAD DE CARACTERISTICAS: Todos los seres humanos poseen un sistema decadactilar individual y con características únicas. Por la diversidad de formas que tienen estos dibujos papilares, en los que jamás podrán hallarse dos iguales, podemos denominarlos diversiformes, pues aún encontrándose dos o más con mucha semejanza, los puntos característicos que posee cada uno de ellos, hacen imposible tal acontecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada